ARKERIA

Este blog esta dedicado a hechos y acontecimientos de arkeria, asi como tambien a su diseño y construcción artesanal. También insertaremos algunos articulos de otras materias como el curtidode pieles, supervivencia, construcción de azagayas, etc siempre intentando mantener los sistemas mas tradicionales y ecológicos

SED BIENVENIDOS AL CASTRO

domingo, 11 de marzo de 2012

Curtido de pieles

Hace tiempo cayo en mis manos un libro que indicaba las maneras mas
tradicionales de curtir pieles pequeñas, no tengo mas noticias , no se si
lo preste o si se esfumo, pero tenia cosas muy interesantes del arte de
curtir pieles.
Durante este mes de marzo, espero, poder introducir varias entradas en
blog sobre la curticion de pieles.



CURTIDO DE PIELES
En el curtido de pieles se persigue transformar una piel de pellejo
apergaminado y duro en piel blanda que al tenerla en la mano caiga
con una soltura natural. Esto se obtiene tratando la piel con soluciones
curtientes y un trabajo manual intenso que transforma la rigidez en
una blandura característica del curtido de calidad.
El utillaje necesario es sencillo y fácil de obtener o fabricar un banco
de descarnar, un cuchillo de descarnar y un cuchillo de curtidor.


Terminado el desollado el cuero se sala inmediatamente con el sal
común y se enrolla con la parte carnosa hacia dentro dejándolo en
estas condiciones unos días, después se lava con abundante agua
y cuelgan para que se aireen. Si el cuero se endurece al secarse
después de salado debe remojarse en agua limpia mezclada con
acido fenico en la proporción de 2 cm cubicos por cada 4 litros
de agua permaneciendo en remojo hasta que se ablande.
Los cueros pequeños pueden descarnarse con un cuchillo pequeño
de descarnar o usar el cuchillo vertical. Para cueros mas grandes
ya es preciso usar el cuchillo de curtido.

En la operación de descarnar se desafila muy a menudo el cuchillo.
Una vez descarnada la piel se procede a sobar la piel en la forma
que se indica, después de lo cual se extiende sobre una superficie
plana con la parte carnosa hacia arriba para aplicar la solución de
curtir.
La solución curtiente se prepara hirviendo agua (4 litros) con 4 kg
de sal hasta que se disuelve. Enfriada la salmuera asi preparada
se le agrega poco a poco y con precaucion 45 g de acido sulfúrico
comercial. Esta solución debe guardarse en una vasija enlozada
sin grietas o en un recipiente de vidrio.


El liquido curtiente se aplica a la piel por el lado carnoso mediante
un trapo embebido en tal forma, que penetre muy bien por todos
lados.
Las pieles se dejan extendidas de un dia para otro, volviendo a
repetir la operación, después de lo cual se enrolla la piel con el
lado carnoso para adentro. Si se trata de pieles grandes deberán
recibir una tercera aplicación, después se cuelgan a airear con
cuidado de que no se sequen mucho. A continuación se soban a
fin de ablandarlas bien.

Conseguido el ablandamiento de las pieles por el sobado se
procede a aplicar del lado de la carne una capa de aceite de pie
de buey para proseguir con el batido, pisando pisando las pieles.
Esta operación debe detenerse de vez en cuando para dar vuelta
a las pieles cambiando su posición, cuando haya desaparecido todo
rastro de dureza.
Si quedaran grasientas se las espolvorea polvos de talco , se soban
se sacuden y peinan quedando lisos.
Este método de curticion esta sacado de un libro de principios del
siglo XX perteneciente a una colección de manuales..  

ESPERO VUESTROS COMENTARIOS



viernes, 10 de febrero de 2012

Carcaj, vamos a fabricar uno

Hoy vamos a fabricar un carcaj sencillo p'al guaje.
Empezamos cortando un trozo de cuero y tomando las medidas que se ajusten al futuro arquero, una vez marcado comenzamos a cortar.
Aprovechamos antes de empezar a coser para cortar los flecos asi no nos molestaran cuando cosamos.


Una vez que tenemos el cuerpo del carcaj ya cortado comenzamos a coser con hilo de cañamo (bramante) para que sea mas natural, usando elementos totalmente caseros y desde luego no artificiales.


Terminado la cosedura preparamos para llevarlo colgado, o bien en la cintura oen la espalda en este caso sera de espalda porque el crio puede "empatonarse" (tropezar) con el.



Ya esta terminado ¿que os parece, sencillo eh? aquellos a los que les los adornos se los coloca y ahora que lo pienso, si el guaje ya tiene el carcaj y las flechas ¿conque las va a tirar? tendremos que construirle un arco.
Espero vuestros comentarios.

sábado, 14 de enero de 2012

COMO CONSTRUIR UN ARCO PARTE ULTIMA (ESPERO)

Si por casualidad no pudieron seguir adecuadamente la veta en el dorso hay algunas soluciones. Se debe reforzar el dorso del arco con algún material. Pueden utilizar cáñamo, cuero crudo o lino. Estos métodos se aplican el dorso del arco.





Si usan hilo (de cáñamo o de lino) deben deshilacharlos hasta “desarmar” la cuerda. Tomen el arco, limpien la superficie del dorso con acetona (para eliminar grasas), séquenlo y apliquen pegamento para maderas en una pala hasta la mitad del agarre. Puede ser cola fría o caliente o el simple colágeno. Aplique pegamento y distribuyan los hilos deshilachados hasta cubrir las palas. Para su comodidad cubran una pala hasta la mitad del mango y luego la otra pala hasta la otra mitad del mango. Una ves seco, apliquen otra capa de pegamento encima del refuerzo. El grosor del refuerzo no es más que de 2 Mm. cuando mucho. Dejen secar bien por unos días. Tengan en cuenta que con la humedad puede desprenderse nuestro refuerzo. Deben aplicar productos anti-humedad, cuando todo el arco esté listo (en el capítulo 5 se explicará).


Con el cuero crudo es similar. Tomen un pedazo de cuero crudo que cubra el dorso del arco. Éste cuero es parecido a los cueros recién quitados de los animales, como el  de las ovejas. Debe ser delgado, de unos 2 mm. como máximo. Se debe humedecer la noche anterior en agua tibia, luego se pasa una regla metálica que nos haga la superficie libre de poros. Luego se pega al igual que los hilos deshilachados.

Ninguno de estos métodos agrega velocidad o potencia al arco, solo refuerzan el dorso para aumentar las posibilidades de no-ruptura. Los tendones deshilachados de animales si tienen éstas propiedades.
 



Tanto densidad como anchura o grosor que usemos en nuestro arco inciden en la futura potencia. Pero con las medidas y maderas recomendadas fácilmente podemos obtener un arco entre 30 y 50 libras. 

Una vez terminado nuestro bosquejo de arco, pasamos al paso más importante y más crítico: donde verificamos su potencia y funcionamiento. Aquí nuestro arco se la juega, aquí veremos si nos va a funcionar o simplemente se quebrará, si es que tenemos mala suerte.

Para esto, debemos construir una vara de calibrado (Tiller Stick) que nos servirá para comprobar si las palas flexionan de manera igual. También nos calibra las pulgadas de apertura del arco. Y a la vez, debemos conseguir un dinamómetro (una pesa pequeña de unos 15 cms que se usa comúnmente en las ferias de frutas y verduras, se cuelgan las bolsas en un gancho y nos marca su peso en Kg. y libras.)

La vara de calibrado consiste en una vara de madera con ranuras hechas con un serrucho separadas por una pulgada y en su punta se coloca el centro del arco y con la cuerda se va tirando para ver como flexionan las palas y a la vez para ver su potencia. La cuerda se encaja  en las ranuras. Puedes apoyar la vara en una pared, o fabricar una base para que se apoye. Las ranuras deben estar con  1,5 cms más o menos, para que la cuerda no salga.




El truco para que nuestro arco salga bien es el siguiente (puede sonarles trillado, porque todos manuales de construcción de arcos insisten en esto):

1)      Usar medidas de grosor sobredimensionadas (como lo hemos hecho, porque después variarán, aunque sean milímetros)
2)      Poner el arco en la vara de calibrado para ver si sus palas doblan lo más igual posible (para equilibrar las fuerzas). Sólo abrir unas 13 pulgadas, unos 33 cms. Es sólo para ver como doblan las palas. Si una pala dobla menos que la otra, deben regresar el arco al taller y quitar más madera, lijando con un cuchillo en vertical porque debe ser poquísima, como un grosor de papelillo. Lo ponen nuevamente en el calibrado, y ven como va. Si continúa algo disparejo, hacen lo mismo. Tengan paciencia. El truco aquí es: quitar madera donde flexione menos y no quitar donde flexione demasiado.
3)      Y el más importante: no pasarse de la potencia deseada. Una vez concluido el paso dos, ponemos el arco en la vara pero en vez de apoyar la cuerda en las ranuras la ponemos en el gancho del dinamómetro y comenzamos a tirar. Veremos que el dinamómetro irá marcando la potencia. Si deseamos que nuestro arco quede de 40 libras, sólo flexionamos el arco hasta que el dinamómetro marque unas 45 libras. Se dejan 5-10 libras más porque éstas se perderán en el proceso del calibrado y en los primeros tiros, quedando con las 40 libras. Calculamos cuantas pulgadas de apertura nos dan aquí y listo.

El truco principal es no sobretensar la madera, o sea, si a 28 pulgadas nos da 40 libras, no debemos seguir abriendo más el arco. Hacemos flechas de 29 pulgadas para asegurarnos que nadie va a sobretensar el arco. Ahora bien, si a 20 pulgadas nos dan las 40 libras deseadas y nos parece que la apertura es muy poca, entonces hacemos lo siguiente: Comenzamos a sacar madera del grosor, pero muy delgada, como dije del grosor de un papelillo. Y hacemos el proceso de nuevo y notaremos que se abre 22 pulgadas (es un ejemplo) y dan las 40 libras. Y así continuamos rebajando hasta que nos den las 40 libras a la apertura deseada. No les recomiendo más allá de 28 pulgadas, para su comodidad. Ya lo experimentarán. Tampoco se trata de dejar el arco delgadísimo para tirar flechas de metro y medio (como las amazónicas), pues el arco se quebraría. Por eso se habla de quitar madera como papelillo en grosor, raspando con un cuchillo o escofina. Insisto en que no debemos sobretensar la madera, así aumentan las probabilidades de su durabilidad. Obviamente el factor suerte es importantísimo, se nos puede romper el arco debido a un nudo interno o grieta, etc. Así que tengan paciencia, a menos que quieran comprar un arco (un longbow de baja calidad con fibra de vidrio cuesta unos 200 €


Si bien este es un arco tradicional y casi primitivo, no deberíamos aplicarle barnices y todo eso, pero dejaremos de lado nuestros principios aquí.

Lo básico es lijarlo bien, por una cuestión de estética y comodidad, para evitar heridas de astillas etc. Luego pueden aplicarle una capa de barniz (no diluido), del color que ustedes quieran. Lo que se hace habitualmente es colocar un trozo de cuero en el agarre y realizar una marca en el centro por donde pasará la flecha. También pueden enrollar el agarre con el mismo hilo de la cuerda.

La muesca de los tips en donde va la cuerda debe realizarse en 45 grados hacia el vientre, es decir, colocamos el arco en el piso y nos imaginamos un ángulo de 45º, o en la otra perspectiva un ángulo de 135º. La muesca se hace a 1 cm. de los tips, mas o menos.

Para colocar la cuerda debemos tener claro que siempre es más pequeña que el arco, unos 10-15 cms. No amarramos la cuerda a los tips, sólo la encajamos como el nudo de la horca. Primero en el tip inferior y luego en el superior. Para resistir la fuerza del arco al encordarlo, hay varias formas de hacerlo pero no se como explicarlas. Usen su imaginación.

Y LISTO!!!, comienza a lanzar flechas, tu arco está terminado y fue hecho por ti.

Y para la construcción de flechas merece un capítulo aparte. No es fácil hacer una buena flecha, y generalmente cuando tiramos con malas flechas no sabemos si el arco se está aprovechando al máximo. Pero daré unas ideas generales: consigan vástagos de madera de 1 metro de largo (por el error). Deben obtener plumas que serán las dirigirán la flecha. Y las puntas, obvio. Se puede hacer fácilmente una flecha decorativa, pero no necesariamente funcional a nuestro arco. Cortan las plumas por su mitad y colocan 3 en la base, unos 2 cms alejado de la punta inferior. Con las puntas, usen la imaginación. Eso de cómo pegar las plumas, que tamaño, que puntas, etc., merecen otro capítulo.  



A TIRAR FLECHAS Y LO QUE SE OS OCURRA , PERO SIEMPRE CON SEGURIDAD

COMO CONSTRUIR UN ARCO.............

Primero medimos y marcamos.


Necesitan una lima o escofina, un cepillo para tallar madera, un cuchillo afilado y mucha lija.

Primero, toman el listón y ubican el “arco” de forma lateral, ni de dorso ni de vientre y allí marcan las medidas. El largo debe ser de unos 180 cms, luego ubicamos el centro y lo marcamos. Por debajo de ésta línea, deben poner la mano para ver donde iría el agarre del arco. Deben marcar una nueva línea bajo la mano. Allí estará el agarre. Debe medir unos 9 cms. Pero aquí lo dejamos más concreto.

Donde:

A: Agarre, donde va vuestra mano al momento de tensar el arco
B: La ventana (donde usualmente va un tallado para que pase la flecha en arcos modernos, pero nosotros no lo haremos porque hemos reducido el mango completo)

En el centro debería pasar la flecha al disparar, que es sujetada por nuestro índice, generalmente. Notarán que una pala quedará más corta que otra, que es la de abajo. Y esto porque esa pala hace más fuerza que la de arriba y por lo tanto compensa el equilibrio.

Las medidas que daré a continuación, están sobredimensionadas, o sea, he agregado unos milímetros de más en todos lados porque éstos se rebajarán en el calibrado, dependiendo de la potencia final deseada. Luego lo explicaré.

El grosor de las palas  debe ir disminuyendo a lo largo de éstas. En pequeñas proporciones, como se ve en la imagen. En el mango deben haber unos 2 cms y los tips unos 1.3 cms. Estas medidas van a variar en el calibrado



(usualmente de unos 1.8 y 1 cms en los tips, aunque depende de la potencia que se desea). Les recomiendo que tallen el grosor de las palas en dirección desde el mango hacia los tips, así es más probable que lo tips queden más delgados. Se talla en el vientre, el dorso ni se toca, siempre debe ser recto.


La anchura de las palas  debe contener a lo menos 5 cms en el mango. En la mitad de estas, la anchura debe comenzar a decrecer hasta llegar a unos 1.5 cms en los tips. Generalmente éstas medidas no suelen cambiar en el calibrado. Una vez nuestro “arco” ya tallado, pasamos al siguiente paso

CONSTRUIR UN ARCO 2ª PARTE

Todas las maderas que se emplean para la construcción de estos arcos, proceden de bosques de cultivo que se hacen crecer, se talan y se renuevan, y de talas controladas, por lo que queda garantizada su continuidad. Existen cientos de maderas preciosas que nos dejarían deslumbrados una vez acabadas y barnizadas en nuestro arco, pero no todas tienen las propiedades físicas y mecánicas apropiadas para que nuestro arco funcione con la máxima eficacia y prestaciones. Esto quiere decir que aun que nuestro arco tenga la belleza de la más bonita escultura, también nos tiene que demostrar sus características de funcionamiento al cien por cien,  ya que al final lo mas importante son los resultados.
 Todos los arcos se construyen con las mejores maderas seleccionadas, las cuales pasan varios controles en el proceso de secado y un control de medición de Humedad, resistencia y calidad antes de empezar el proceso.
La madera debe cumplir 3 condiciones: Humedad adecuada, seguir una sola veta en el dorso y que esté libre de nudos.
Un listón comprado en una maderera de unos 5x5x180 cms. nos sería útil.
La humedad adecuada es imposible de verificar (a menos que tengamos un medidor de humedad). La madera no debe estar muy seca ni muy humedad. Si está muy seca, se romperá y si está muy húmeda, se arqueará mucho más perdiendo potencia con el tiempo, el arco quedaría cada ves más doblado y parecería que aún estuviera tensado cuando le quitamos la cuerda (se dice que “el arco sigue la cuerda”). En las madereras generalmente existe un 12-14% de humedad en los tablones, siendo ideal para arcos un 8%. Pero con la humedad general estará bien, después de todo.




Lo más importante y vital es que nuestro listón comprenda una sola veta en el dorso, y que la vetas siguientes sean lo más parejas posibles y deben recorrer lo más recto que se pueda a lo largo de todo el listón. En otras palabras, cuando miras el arco de dorso (la parte que no ves al tirar) no deben presentarse vetas extrañas, es decir, debe verse todo “limpio”. Aunque existen excepciones que utilizan vetas radiales (según el maestro Alfonso García-Oliva, saludos por sus buenos consejos) y en realidad yo no se nada sobre eso. El vientre del arco (la parte que sí ves al tirar) puede contener vetas, o formas naturales de la madera que se usó, pues en este lado las vetas se aprietan, en cambio en el dorso se estiran, por ello con ésta parte se debe tener más cuidado. En todo arco, es el dorso quien resiste la Flexión de la madera y el vientre es la parte que resiste la Compresión de ésta. Dos magnitudes físicas que funcionan en el tiro con arco. De ahí, como comentaba antes, los longbows ingleses con sección semicircular en D con palas gruesas y delgadas (no planas ni anchas como el flatbow) necesiten maderas especiales, como el tejo, que combina la Albura de la madera (resistente a la flexión) y el duramen (resistente a la compresión). Además es por esto que es preferible hacer un flatbow, que abre un abanico de posibilidades en maderas.

Recalco que lo de seguir la veta es crucial para que nuestro arco salga bien. Es conveniente, si encontramos un listón que no siga la veta en el dorso, podemos adquirir un madero más grande. Éste debe tener vetas parejas que recorran todo el madero de principio a fin. Identifiquen una veta pareja y pueden colocar un cuchillo o una hoja afilada y golpearla con un martillo hacia abajo, así separamos la madera por esa veta y estamos seguros que realmente el dorso “sigue la veta”.

Otra opción es talar el árbol ustedes mismos. Con un tronco de unos 6 cms. de diámetro es suficiente. Descortezamos el leño. Aquí la veta del dorso puede ser simplemente el exterior del leño, pero en el error es mejor identificar la veta siguiente y hacer fuerza con un cuchillo y martillo para que separe aquella veta. Recuerden que las vetas deben ser parejas y saber si existen nudos en el leño. Aquí la humedad es otro problema: los árboles sí son húmedos. Generalmente, las industrias madereras secan los grandes troncos con enormes calefactores y ventiladores. Pero los arqueros están de acuerdo en que el secado natural es mejor. Dependiendo de la madera, el secado puede tomar desde 6 meses a 4-6 años. Si tienen paciencia, claro ésta. Si han conseguido un tronco relativamente seco, deben medir su peso. Periódicamente han de pesarlo y notarán como el leño dejará de perder peso. Cuando noten que ya no pierde peso, han llegado a la humedad adecuada. Es por esto que todos prefieren comprar la madera. El leño no debe estar secándose al sol (por el tema de la humedad) ni tampoco bajo la lluvia (obvio). Hay otros métodos para secado artificial de madera, pero sin duda el secado al aire es mejor.

Los aserraderos suelen usar un 14% aprox. de humedad en sus maderas, siendo el ideal un 8% para fabricar arcos. Por un tema de comodidad, la mayoría de nosotros optamos por comprar la madera. Tendríamos que dejar secar la madera por aire y nos tomaría tiempo. Así que este factor puede jugarnos en contra a la hora de construir un arco.
Es importante que la madera no contenga nudos, ya que en ese punto se hace quebradizo nuestro arco al tensarlo y podría causar grietas y rupturas no deseadas. Así que, antes de comprar, miren bien el listón; noten su humedad, pregúntenle a un carpintero para que vea si la madera ha estado expuesta al sol. Ah, eso también, si la madera ha estado expuesta al sol o al calor excesivo, obviamente que está muy seca y no nos servirá, al igual que si hubiera estado mojada ya que muy húmeda el arco se deforma.

Si recomiendo que busquen maderas densas y duras, porque las medidas que les doy les sirven para un arco de madera dura. Aunque hay maderas con no mucha densidad (el Tejo, por ejemplo) que resisten de lujo. Como ya he dicho, con cualquier madera se puede hacer un arco, pero se deben enanchar más sus palas en relación a su densidad, es decir, para un arco de pino, se necesitarían unos 10 Cm. de ancho para que funcione bien. Aunque no es malo experimentar con varias maderas, lo importante que cumpla el tema de las vetas. Cuando ya estén rebajando la madera y no les resulta la potencia deseada pueden hacer otro arco con las palas más anchas. Recuerden que este oficio es de práctica y se logra con mucho tiempo y trabajo duro (yo solo conozco una parte de este mundo).

Como he dicho prácticamente cualquier madera sirve si se le da la anchura correspondiente, pero durante años los arqueros han sido fieles a algunas. Que esto no les baje el ánimo, deben intentar con cualquier madera que cumpla las condiciones ya dadas y que tenga una densidad respetable para así evitar las palas excesivamente anchas.

Maderas recomendadas: Tejo, Fresno, Olmo, Árboles Frutales (naranjo, limonero, ciruelo), Palo Blanco, Roble (algunas especies), Arce, Ébano, Guatambó, Narango de Osage, varios tipos de bambúes, Nogal, Guayavirá, Morera, etc.

ESTE ES EL PLANO DE UN PALO LARGO (LONG-BOW) PARA QUE VAYAIS HACIENDO.



ALGUNOS DE MIS ARCOS.....

Estos son los arcos y las flechas que tengo preparados para las tiradas Prihistoricas

Este es un arco plano de fresno, que construi en 2009, esta reforzado con cuero para
evitar posibles roturas, el se va aguantando,
la flecha es de vastago de cedro con plumas flu-flu y punta de cuerno de venao.
Este otro es de madera de texu con todos sus nudos y con los tips de cuerno. aun
lo tengo que reforzar y darle un poco mas de potencia con tendones.

jueves, 12 de enero de 2012

COMO FABRICAR UN ARCO

Y NO MORIR EN EL INTENTO..................
Este articulo, por llamarlo de alguna forma, constara de varias entradas
que nos ayudaran, espero que asi sea, a confeccionar nuestro propio
arco.

PARTE PRIMERA
EL ARCO.

Este pequeño manual de construcción les permitirá fabricar su propio arco tradicional -tipo flatbow- con una potencia considerable. En realidad, está inclinado más a lo primitivo y lo tradicional (no esos arcos de poleas que son reflejo de la asquerosa modernidad...). Hacer un arco es un gran desafío. Aclaro antes de todo, que no soy un profesional en el área, aunque si soy un arquero que decidió salir de la imaginación para hacer sus pensamientos tangibles. No soy profesional, no manejo del todo conceptos técnicos, pero lo importante es que un arco funcione y lo he logrado (gracias a mis ideas locas, muchos fracasos y consejos de arqueros más experimentados). Esto más bien es un recopilatorio de los sabios consejos de algunos arqueros, más lo que aprendí en la web anteriormente y mis ensayos y errores. Esta información es correcta (supongo) pero existen muchos detalles que desconozco por mi relativamente poca experiencia y no faltarán los datos específicos que olvidé mencionar. Aquí no hablo de teorías sobre arquería, sino de cómo construir un arco sin morir en el intento. Disculpen algunas faltas ortográficas y la “calidad” de los gráficos. Acepto críticas y comentarios al mail.

El arco flatbow (flat: plano, bow: arco) es un arco que compensa el grosor de éste con la anchura de éste. Para los principiantes es difícil de entender de principio, pero aquí trataremos. Un arco tradicional de una solo pieza de madera, se podría dividir en 3 partes: las palas y el mango o agarre. Cada pala en su extremo posee una muesca en donde se acomoda la cuerda y se le llama Tip.

PROXIMAENTRADA
LA MADERA.

domingo, 1 de enero de 2012

TODOS LOS TEMAS

Me gustaria tocar todos los temas , arkeria si , montañismo si, bici si , GPS  si electronica si y tantos, tantos.......

bueno Zamora no se fizo en una hora asi que ya veremos.